Alianza para el Futuro

Hemos formado un equipo de trabajo excepcional que conjugue varias capacidades, experiencias y conocimiento para trabajar en conjunto entre gobierno central, local y la Asamblea Nacional, para profundizar la descentralización, la equidad territorial, su aporte al país y el cumplimiento de derechos y obligaciones.
¡Podemos llegar a ser mucho más!
Hemos preparado un conjunto de propuestas inteligentes, para la creación de riqueza, fruto de nuestra propia experiencia que beneficiarán a cada manabita, pero de manera especial para cuidar a los más necesitados que por circunstancias especiales y adversas que hemos atravesado, podamos levantarnos de cara al futuro.
Conozco la realidad de Manabí pues con mi padre, quien ha sido mi guía -un intachable hombre público- de profunda vocación democrática y social, he recorrido nuestra tierra palpando los cambios y transformaciones logradas luego de un largo abandono de otros gobiernos.
También me ha permitido recoger el sentir de las personas con las que compartimos el camino en diferentes momentos de mi vida. Estas ideas sumadas al conocimiento adquirido a lo largo de mi vida en el campo empresarial y durante mi formación dentro y fuera del país, me permiten tener una visión más clara de cómo plasmar nuestro proyecto, en un plan de trabajo pensado para nuestra provincia.
Aún hace falta terminar con el centralismo, las desigualdades y asimetrías sociales, con los factores que producen la pobreza en su dimensión más amplia. Es necesario establecer políticas públicas que promuevan la calidad de vida, garantizar servicios públicos de calidad, así como flexibilizar normativas que no se ajustan al momento actual.
Hay cambios palpables, positivos, que se agradecen. Son obras necesarias que han sido atendidas por el Gobierno Nacional y provincial. Pero hace falta que la representación manabita sea férrea para conformar un equipo de trabajo desde todas las aristas.
¡Vota todo 35-65, nuestra Alianza para el futuro!