ASAMBLEÍSTA MARIANO ZAMBRANO VERA APOYA RESOLUCIÓN DÍA NACIONAL DE LA NIÑA Y ANUNCIA PRESENTACIÓN DE PROYECTO DE LEY ORGÁNICA REFORMATORIA PARA ERRADICAR EL ABUSO SEXUAL CONTRA NIÑOS, NIÑAS Y ADOLESCENTES EN EL ECUADOR

SESIÓN 479 DEL PLENO DE LA ASAMBLEA

Intervención del asambleísta Mariano Zambrano Vera

Ayer, fuimos nuevamente estremecidos por una noticia terrible, dolorosa y porque no decirlo vergonzosa. En una escuela del norte de Quito, alrededor de 80 niñas habrían sido abusadas por un profesor. Hace menos de un mes, se informaba en la prensa, sobre otro caso de abuso en un centro educativo en la ciudad de Guayaquil. La Comisión Aampetra sigue recibiendo denuncias sobre abuso sexual en contra de niños, niñas y adolescentes.

¿Cuántos casos más deben ocurrir, para que actuemos con la valentía y la decisión que nos demandan estos niños y niñas hoy convertidos en víctimas?

Saludo La resolución de declaratoria del Día Nacional de la Niña, así como el acuerdo para que cada comisión pueda incorporar en su trabajo legislativo un enfoque especializado en materia de niñez y género, bajo la participación directa de las niñas, las adolescentes y en general la sociedad civil.

Todos estos pasos son importantes, todas estas acciones dejan ver la sensibilidad de esta Asamblea frente a una realidad que nos enrostra día a día, el dolor de cientos de niñas y niños que han sido abusados de la manera más perversa. Pero es suficiente lo que estamos haciendo? ¡YO CREO QUE NO! ¡NO ES SUFICIENTE!

Las estadísticas siguen subiendo, los casos de abuso sexual contra niños, niñas y adolescentes se presentan todos los días. Según un informe de prensa, la Fiscalía reporta que recibe tres denuncias de violación a niñas menores de 14 años al día, de cada diez víctimas de violencia, seis corresponden a niños, niñas y adolescentes.

En Ecuador, durante el 2014 fueron registradas 271 denuncias de delitos sexuales en instituciones educativas. Según ONU Mujeres, el incremento de partos de niñas entre 10 y 14 años fue del 78% en los últimos 10 años.

El Matrimonio infantil precoz y forzado persiste, según el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia UNICEF, una niña que se casa a tan corta edad pierde la oportunidad de la educación, se embarazan demasiado temprano y desafortunadamente no están preparadas para enfrentar la maternidad.

Las niñas que sufren algún tipo de violencia sexual durante su vida tienen un mayor riesgo de experimentar violencia en sus futuras relaciones, de ser víctimas del tráfico humano y de explotación sexual.

Nuestro país está entre los primeros de la región con las más alta tasa de embarazo, no solo en adolescentes, sino infantil.

De acuerdo a un reporte de la Agencia Pública de Noticias del Ecuador y Suramérica ANDES, en el 2013, se registraron 634 denuncias de violencia sexual contra niñas y adolescentes, pero menos del 6% fueron procesadas.

Compañeros ¡Están prendidas la Alertas!

No podemos permitir que la impunidad, se convierta en una regla. Nuestros niños y niñas viven en un estado de indefensión y violación sistemática de sus derechos. Esa es la realidad que debemos combatir, esos son los problemas que demandan atención prioritaria.

El país entero, nos exige luchar contra la corrupción. Pero tan corruptos son quienes atentan contra los recursos públicos, como quienes permiten que se violente la integridad de niñas y niños.

Tanto las autoridades, la sociedad, y familia debemos abocar nuestros esfuerzos para profundizar en las políticas y las acciones que permitan prevenir los abusos.

Todos somos responsables, en cada hogar, en cada centro educativo, en cada institución pública tenemos que promover principios y valores que prioricen una vida digna y respetuosa para nuestros niños y niñas.

Quiero anunciar ante el pleno de esta Asamblea, que hoy presentaré un Proyecto de Ley Orgánica Reformatoria para erradicar el abuso sexual contra niños, niñas y adolescentes, un proyecto que establece el endurecimiento de penas para los violadores de niños y niñas, incorpora sanciones para aquellas autoridades que no denunciaron los abusos o no establecieron medidas de prevención adecuadas para resguardar la integridad de los niños y niñas, además de crear, una normativa dirigida a combatir el acoso por medios digitales o electrónicos.

¡Les convoco a que nuestras acciones tengan mayor escala!

Estamos en un momento crucial en el que podemos cambiar el presente y el futuro de miles de niñas y niños. En Manabí, en Pichincha, en Guayas, en un rincón de la provincia de Chimborazo, en el Oriente, en el Archipiélago, en cualquier punto del país, posiblemente hay una niña explotada, una niña o niño abusado sexualmente, pequeños que posiblemente nunca podrán cumplir sus sueños.

¡No guardemos silencio, no dejemos que la inercia u otros intereses políticos sean más importantes que la vida de nuestros niños, niñas y adolescentes!

¡Los derechos de las niñas y los niños son derechos humanos!

Abrigo la esperanza de encontrar en ustedes la mano extendida para apoyar el Proyecto que estoy presentando, pero por sobre todo, abrigo la esperanza de que juntos emprendamos una gran cruzada nacional para combatir el abuso sexual y todo tipo de violencia contra los niños, niñas y adolescentes de nuestro querido país.

Debemos enfrentar esta problemática de manera frontal, de lo contrario pagaremos un alto costo. Nuestro país seguirá inmerso ante la pobreza y la desigualdad y habremos negado el derecho a ser feliz de nuestros niños y niñas

Muchas gracias